La desnudez de mi imperio - Ariel


Cae el ocaso de tus ojos, diluyéndose en mi cuerpo

y de las túnicas del tabú me despojan tus deseos.

En el atrio donde nace, el cuore santo de tu boca

 el olimpo  derrama mi sabor, en el borde de tu copa.


En el arco del triunfo son los dioses quien me sirven

oro y trino mi reliquia, que atalaya en tu vientre.

Gotas de delirio, petrifican los vértices de mis senos

relamiendo tu aliento en el canto de la gloria.


Es la línea de la vida, que se traza por mi espalda

pitonisa de otra vida, que se escribe en tu alma.

Como el cierzo que se ciñe al verbo de mi cintura

 mi deadema quien se ensarza, en el canto de tu brabura.


El elixir del filamento se ha hecho punto caramelo

mitigando tu sinfonía en el cause de mi ombligo.

Soplando la pelusa, cual si fuera un terciopelo

aforismo de tu simiente, te declaro prisionero.


Como mirra tu perfume se tatúa en mi cuerpo

alabanza de mi imperio, se subyuga entre mis piernas.

En el séptimo arte donde pinta ya la aurora

es mi desnudez quien a mi lado, otra vez te nombra.


 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar